Loading...

sábado, 11 de julio de 2009

UNA ANÉCDOTA UTILIZANDO EL ESMERIL DE MANO



En cierta oportunidad ocurrió un accidente en una institución educativa que capacita a participantes para desempeñarse como técnicos en el sector industrial.

Me encontré con un colega en mi área de trabajo y me dijo que un trabajador que se encontraba en un ambiente contiguo se había herido la mano. Como miembro de un comité de la seguridad y salud en mi trabajo, me acerqué a conversar con dicho trabajador; después de presentarme y saludarlo, él me manifestó que, al momento de hacer una demostración a un grupo de participantes, se accidentó dos dedos con el esmeril de mano. Le pregunté cómo sucedió el accidente y él me contestó que no se colocó los guantes de seguridad porque no le permitían manipular bien el esmeril de mano ya que esta herramienta era grande y pesada. Además, no se colocó sus lentes personales pero sí los lentes de protección. Por último, reconoció su error al no colocarse los guantes y no calcular bien el peso de la herramienta en la superficie de la placa, porque confió en su fuerza y no tuve sus lentes personales.

Le pregunté si en algún sitio tenían documentos sobre el procedimiento para manipular esas herramientas en caso de hacer estas operaciones; él me contestó que tenía 20 años y que ya se los sabía de memoria y que sí habían documentos guardados por ahí. Le pregunté si se había hechos exámenes médicos de la vista y me manifestó que hace varios años que no se los hacía. Luego, le pregunté sobre su edad y me dijo que frisaba los 60 años.

Este caso me permite tener una apreciación más integral de este accidente y determinar las causas que lo originaron. Considero que son las siguientes:

1. Causas personales.- El trabajador no usó los guantes reglamentarios y no realizó el procedimiento correcto.

2. Causas empresariales.- La empresa no supervisó el chequeo de la vista de su trabajador ni supervisó su adecuada edad para el desempeño de su labor.

Este caso me hizo recurrir al Reglamento interno sobre temas de seguridad y salud ocupacional de mi empresa y encontré las siguientes normas relacionadas con esta experiencia:

Sobre las obligaciones de los trabajadores. El trabajador no había respetado los artículos que establecían el uso adecuado de los equipos, maquinarias, instrumentos y materiales de trabajo, así como los equipos de protección personal, además de velar por el cuidado de su salud física y mental, así como de los demás trabajadores u otras personas bajo su autoridad o competencia.

Sobre las funciones y responsabilidad de la empresa. En mi opinión, no había supervisado la práctica de exámenes médicos durante su relación laboral acorde con los riesgos a que están expuestos en sus labores, y que considera las competencias personales y profesionales de los trabajadores, en materia de seguridad y salud en el trabajo, al momento de asignarles sus labores.

Finalmente, los accidentes laborales son una preocupación de todos los trabajadores desde el más alto nivel hasta las bases y viceversa. El reglamento debe responder a las características de la empresa y del trabajador; debe ser difundido, leído, entendido y mejorado por todos los trabajadores.

Más adelante narraré otras experiencias utilizando este método: Analizar el problema, determinar las causas, aplicar el reglamento a estas causas. Si alguien lo lee, solicito sus recomendaciones y sugerencias sobre el tema de la Seguridad y Salud del Trabajador.

Nota: No utilizo nombres específicos porque mi intención es colaborar con todos trabajadores de mi patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada